lunes, 11 de mayo de 2009

De raíz

La Región Leonesa está plagada de reivindicaciones, las DOTs, la privatización de la gestión del agua en la ciudad de León, la marginación del Barrio de Puente Castro, la aberrante línea eléctrica Sama-Velilla, el patrimonio cultural en ruinas, circuito de velocidad en La Bañeza, demolición del pantano de Riaño, hospital en Benavente y Astorga, … Todas ellas son seguramente justas y dignas de la máxima atención por parte de todos, pero en mi modesta opinión no hay que confundir “churras con merinas”. Los vecinos de Puente Castro, y los que están en contra de la privatización del agua, no deben apoyarse en ningún caso en el sentimiento leonesista, para manifestar su desacuerdo con algo que nos compete única y exclusivamente a los leoneses, se podrá estar a favor o en contra en estos temas, pero en ambos casos y en otros de similar calado, ese sentimiento leonesista, no tiene que influir para que los ciudadanos se posicionen en estos asuntos. Por otro lado están las otras reivindicaciones, como las DOTs, el pantano de Riaño, la línea de alta tensión…, cuestiones que, además de perjudicar gravemente a nuestra Región, nos vienen impuestas desde fuera, con lo cual, todos los que nos sentimos leoneses, estamos obligados a luchar en la medida de nuestras posibilidades, enarbolando la bandera del leonesismo tan alto como podamos. Es precisamente en la protesta que realiza el pueblo leonés en defensa de su tierra, donde, a juicio de este Barquero, se cometen graves errores. Tomando como ejemplo las DOTs, tenemos a un señor socialista de Cistierna encabezando la algazara contra este despropósito. Este señor de nombre Nicanor, se olvida que la verdadera culpa de esta sinrazón, que pretende imponerse a buena parte de nuestro territorio, es de la maldita autonosuya, a la que los ciudadanos leoneses estamos sometidos desde hace 26 años. No se puede estar “a Dios rogando y con el mazo dando”, y este político socialista, mientras pide la anulación de esta ordenación territorial, a la vez está consiguiendo votos para un partido, cuyo silencio tanto a nivel autonómico como del gobierno central, sobre este plan maquiavélico, le hace cómplice y partícipe de tal monstruosidad. Este ejemplo es aplicable, a los municipios por donde pasa la línea eléctrica Sama-Velilla, o en los que se debería realizar proyectos una y otra vez prometidos y nunca cumplidos, o en los que ven su patrimonio milenario derruirse… O se está a favor o en contra de algo, pero poner una vela a Dios y otra al diablo, con la única intención de mantenerse en el carguín, es de cínicos y miserables. Este Barquero desde su pequeña tribuna insta a todas los particulares, grupos políticos y asociaciones civiles, que cada vez que intenten luchar por una causa justa para la Región Leonesa, pongan al principio o al final de sus eslóganes reivindicativos, tres sencillas palabras : “AUTONOMIA LEONESA YA”. Todos sabemos que el cumplimiento de estas tres palabras, serían la vacuna que curaría el 99% de los males, que sufrimos los ciudadanos leoneses. Luchar por tu tierra está muy bien, es loable y digno de aplauso, pero no querer eliminar de raíz la fuente de nuestros problemas y además estar sueldo del enemigo… ¿qué calificativos merece?

6 comentarios:

elialalric dijo...

El aprovechamiento politico de las desgracias diarias es algo que existe de toda la vida. De hay que algunos quieran hacer causas suyas temas como el de Puente Castro u la privatización del agua. Eso no es leonesismo, sino oportunismo.

Otra parte son las ordenes de partido, que muchas veces se enfrentan a los intereses de los ciudadanos. Me imagino que será el caso del alcalde de Cistierna, que prefiere seguir las directrices de su partido a nivel autonómico y nacional, antes que servir a aquellos que han confiado en él.
Aunque no sea el ejemplo perfecto, debería de copiar un poco a su compañero de partido en el Ayuntamiento de León.

Por desgracia se empeñan en creerse que la actual autonomía tiene solución y no se dan cuenta que tras mas de un cuarto de siglo para lo único que ha servido es para acabar con todo lo leonés.

Como buen dices “AUTONOMIA LEONESA YA” debería de ser el esloga de todos aquellos que quieran defender los intereses del País Leonés. Sin miedo y sin complejos todos debemos de exigir que así sea.

canxeco dijo...

Barquero ya sabes: totamente de acuerdo. Oye a ver si te publican algo en la tribuna del diario los domingos...un saludo

canxeco dijo...

bArquero este enlace te va a gustar fijate "el dialogo entre herrera y otero fue de guante blanco" tipejo, que ganas tengo de que se queden sin el carguín. http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=453162

El barquero leonés dijo...

Los amos castellanopucelanos ya saben que a su infiltrado, el traidor Otero, los leoneses le hemos descubierto su repugnante juego. Ahora este renegado se ha quedado en tierra de nadie, y está esperando, como un perrillo faldero, que sus dueños le busquen un lugar donde pasar apaciblemente el resto de sus días, como pago a su traición al pueblo leonés. Lo malo para Otero es que los castellanos también saben, que este vendido, se ha convertido en poco menos que un apestado para el pueblo leonés, aunque como son todos los mismos perros con distintos collares, no sería de extrañar que le dieran algún indigno (lo sería si él lo ocupa) carguín.

Anónimo dijo...

Puente Castro no, pero el tema del agua, aún siendo un tema local, sí es un tema leonesista, por cuanto se quita la gestión de los recursos leoneses a los vecinos, para dársela a una empresa que lo va a gestionar desde fuera y con intereses de fuera.

La "autonomía" o el "autogobierno" no son conceptos abstractos administrativos, sino que se tienen que demostrar en el día a día.

Autogestionar nuestros montes, nuestra agua, nuestro dinero y en general nuestros recursos, es lo que nos hace sujetos de nuestro futuro. Dárselo a empresas o administraciones foráneas es lo que nos condena.

Si no logramos ver esto, es que no estamos lo suficientemente maduros, y nos quedamos en las meras "consignas" sin entrar en el fondo.

OestePURPURA dijo...

Si claro, pero no nos engañemos. Si hacemos de temas locales la baza del leonesismo, tenemos que hacerlos 'leonesivamente'. Es decir, en TODA la región leonesa. Basta ya de provincionalismos norteños. El leonesismo es uno, claro y definido territorialmente:

leonesismo.

1. m. Locución, giro o modo de hablar propio de los leoneses.

2. m. Amor o apego a las cosas características o típicas de la región leonesa.

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&TIPO_BUS=3&LEMA=leonesismo