jueves, 24 de junio de 2010

Banderas de sentimiento

Con motivo de la participación de la selección española en el mundial de futbol 2010, numerosas ventanas, terrazas y balcones de las viviendas de toda la geografía leonesa, lucen de manera esplendorosa la bandera rojigualda. Me parece estupendo que el fútbol levante pasiones, nos cree ilusiones y nos haga olvidar la dura realidad económica y social que padecemos los leoneses (yo soy un gran aficionado a este deporte). Por otro lado se celebra el 1100 aniversario de la Región Leonesa y me gustaría que como mínimo los leoneses fuéramos capaces de sentir y exteriorizar la misma pasión por este evento tan crucial en nuestras vidas, como por este campeonato de fútbol. En otras regiones del estado no dudo ni un instante que así sería y sin embargo en esta tierra, parece que nos avergonzamos de ello y del que con orgullo asoma una bandera de León en la terraza de su casa, se dice que es un extremista, que hace ridículo…, o se toma como algo jocoso, una “chiquillada” sin importancia… Me da pena que los leoneses exterioricemos sin rubor nuestros sentimientos hacia un equipo de fútbol y seamos incapaces mover un músculo por nuestra tierra, aunque veamos que se desangra. Todos estos años de dominación castellana están causando estragos en la moral de un pueblo, que se ha vuelto mudo e impasible consigo mismo. En los tiempos que corren, mientras haya circo, ni el pan importa.

13 comentarios:

elialalric dijo...

Nooooo, hombre, que eso de poner la bandera leonesa es de pueblerinos arcaicos.
Donde vas a comparar, seguir el futbol como borregos para que unos tipos en calzoncillos detrás de una pelota se puedan llevar mas de medio millón de euros, con celebrar 1100 años de historia de una región que está siendo arruinada por la avaricia de unos castellanos para los que los leoneses no somos mas que unos provincianos, y de unos traidores que se avergüenzan de ser leoneses.

Da igual que las provincias leonesas se sigan despoblando, sigan siendo esquilmadas, sigan teniendo que perder a sus hijos porque no hay trabajo. Todos eso da igual, hay fútbol, y el fútbol lo tapa todo, como si de épocas pasadas se tratase, haciendo olvidar todos los males.

Una droga que adormece y atonta, una droga que sirve de herramienta para que nos sigan robando sin darnos cuenta.

Lo malo es que esa droga tiene caducidad, pero sus efectos parecen perdurar en el tiempo, y la selección ya no jugará, pero la vergüenza de algunos leoneses a mostrar su identidad seguirá a lo largo de los tiempos.

Por suerte aún quedan leoneses orgullosos de serlo que no se avergüenzan de ocultarlo, a ver si se van sumando cada vez mas y conseguimos desengancharnos de esa droga (no tanto por la del fútbol, sino por la de la vergüenza a demostrar lo que somos) que nos está contaminando cada vez mas.

Anónimo dijo...

En León y en todas partes el aborregamiento estotal. Parece como si nos hubieran inyectado el virus delamodorramineto a todos.¡Ánimo Barquero!, que no decaiga la lucha. Un saludo paratodos los compañeros leonesistas

LLANCARA dijo...

Muy bien Barquero, la gente está embrutecida con estos temas. No les importa su orgullo ni su dignidad leonesa. Tú ya sabes que mi bandera no pesa, se dobla pero no se arruga y se alza manifestando mi amor por mi tierra. Es vergonzosa la actuación de los mandamases que no dan importancia a nuestro 1100 Aniversario y si a premiar un balcón con los colores rojigualdas. ¿A nadie se le ocurre poner una terraza, un balcón o un jardín entero con nuestro color púrpura? Yo estoy en ello.

Xana dijo...

Nada puedo añadir a lo que dices, Barquero, y a los tres comentarios que me preceden. Todo está ya dicho, pero es triste comprobar que, en pleno siglo XXI se maneja a la mayoría del pueblo con consignas y con futbol, el equivalente actual del circo romano.

Eso sí siempre habrá algún "acastellanado bien mandau" que dirá que somos unos pueblerinos, catetos o cavernarios, o quizás algo peor, que de todo hay.

Solo se me ocurre decir que "ladran, luego cabalgamos" y que mientras existamos "los catetos" seguirá habiendo furmientu y esperanza.

¡¡¡PUXA'L PAÍS LLÏONÉS!!!

Anónimo dijo...

Con futbol...

Vaya autosuficiencia complaciente para justificar el fracaso del ideario preferido. El que quiere mucho consigue poco.

Anónimo dijo...

Hay, Dios, Dios. Esto es siempre lo mismo. Una serie de compañeros convencidos de su misión histórica de redención del País Leonés, y un pueblo ignorante que no hace ni-puto-caso y al primer descuido vuelve a pecar y a adorar al becerro de oro, digo mundial de futbol. No hacemos carrera del pueblo leonés, qué buen señor si hubiera buen vasallo. En fin, sólo queda perseverar, quizá un siglo de estos...

amurrinare dijo...

uy, me pareció oir a un burro rebuznar...

Anónimo dijo...

Pero no te enfades, hombre. ¿Qué sería de estos blogs sin las visitas de los de fuera? Se quedarían en un club cerradito de los seis (digo bien: 6) amigos habituales con vuestros respectivos blogs que os visitais y os poneis medallas unos a otros. Si no fuera por los extraños, vuestros blogs sólo se alimentarían de las visitas de los otros cinco. Venga, tío, tienes que ser como ElBarquero, que por lo menos se puede discutir con él (y aunque inocente en sus ideas, creo-yo, ni es mala gente ni tiene un pelo de tonto). Aunque no comulgo con la doctrina dice una cosa muy sensata, que por lo menos nos molestamos en entrar en su blog y leerlo. No te creas que eso es poco. Voy viendo cosas que pone, en las que le doy algo de razón, y además no es un fanático como otros. Hay blogs en la red que en 5 años han tenido dos visitas, la mujer y la suegra. Triste (y real como la vida misma). Al menos el blog este del Barquero tiene visitas de extraños: es un puto éxito y sin ninguna ironía.

El barquero leonés dijo...

En este espacio es bienvenido todo el que tenga algo que decir sobre cualquier tema. Da igual que sea un acastellanado, un castellanopucelano, un defensor de las tierras leonesas, los dudosos (como parece que es el caso del último anónimo), los despistados, los adormecidos... Todos los comentarios son bien recibidos y demuestran que de una u otra forma el sentimiento leonesista está vivo. Unos negando su existencia, otros defendiéndolo a ultranza, lo bueno de estas negaciones o defensas de la identidad leonesa, es que hacen que perviva con fuerza y que los que queremos un futuro en libertad para nuestra Región, sigamos conservando intacta la esperanza, que más pronto que tarde la libertad para toda y cada una de las comarcas leonesas llegará.
Anónimo último, si me lees y me das mínimamente la razón en algunas cosas que expongo, no pierdo la esperanza que algún día, te sumes a la lucha por la libertad del pueblo leonés.

Irma dijo...

Barquero que te he veo y estás fichado para la siguiente misión, de salir corriendo.

Gracias por tus comentarios y tu apoyo incondicional desde la utopía, por cierto yo en vez de poner banderas en las ventanas voy a poner cactus para hacer algún tipo de lanzamiento.

YO QUIERO UN MACETOOOOO ENORMEE DE ESOS DEL AYUNTAMIENTO y que suba todas las mañanas un operario a regarlas como las de la calle ancha y prometo poner banderucos de el Excmo. ayto y todos los guays de lugar.

Besines, Irma.-

Anónimo dijo...

No sé por qué me da que se cumplen 1.100 años del Reino de León, na nación independiente y soberana. A lo mejor tanta bandera roja y amarilla obedece a que hasta hay leonesistas que se avergüenzan de que León fuese un estado independiente.

Anónimo dijo...

Algo hay de eso, Anónimo amigo, pero no te olvides tampoco de los complejos de inferioridad de aquellos que, a falta de algo mejor, sacan la bandera a pasear por un simple partido de futbol.

Babiano dijo...

Barquero, ojalá hubiera muchos como tú, yo desde Asturias, ando tol día pegandome en le buens entido, con aquello que llaman Castilla a León, tengo que enseñarles hasta la Enciclopedia Álvarez y a algunos hasta los llamo BURROS a la cara, porque pa ellos es is a secar a Valencia de la O y poco más, alguno que tiene más estudios o le gusta la historia si sabe del pasado común, de la cultura Bable semejante y de la diferencia entre Castiga y León, pero en fin yo no me rindo nunca y llevo a Gala el hecho de ser Llïonés. Seguid dando caña y especialmente a los aborregados, porque hacen más daños los leoneses que no quieren a su tierra que los mismos foráneos. Abrazos para los blogueros de buena voluntad. Ah y para algún foratu ignorante ¡le diré que la historia es más grande que lo que os quieren hacer ver en Pucela, nunca León perteneció a Castilla, aunque al revés si "Castilla era un condado que pagaba impuesto a Castilla" y ni cuando se juntaros los dos reinos por Casamientos, dejó de haber Concejos en el Reino de León, y solo fueron uniones temporales, porque con esa regla de tres, tendriamos que ser el mismo país que Holanda, Alemania y parte de Bégica e incluso de Inglaterra, donde algún rey se casó con alguna princesa Española.