lunes, 2 de marzo de 2009

¿Todo o nada?

César Gavela, en la sección de opinión del panfleto del régimen Diario de León, escribe sobre, en su opinión inviabilidad de una autonomía uniprovincial leonesa. Vamos que es viable una región como La Rioja con 300000 habitantes y no lo es León con 500000. Lo ideal claro que es, estar todos juntos, pero si no se puede a la vez, habrá que empezar por algo, y después intentar juntarnos poco a poco. Le recuerdo a este señor que La Rioja en datos económicos, nos saca tres cuerpos de ventaja, lo que demuestra que es mejor estar sólo, que mal acompañado.
La Autonomía Leonesa, debe necesariamente estar compuesta por las provincias de Salamanca, Zamora y León, pero si para empezar a desliar las ataduras que tenemos actualmente, se tiene que formar una autonomía uniprovincial, yo digo, ¡adelante!,¡hagámoslo!Esta autonomía, en principio uniprovincial, tendría unas ventajas indudables para la consecución de la verdadera Región Leonesa. Habría consejeros leoneses, pagados por los leoneses, que se ocuparían de verdad de su región, sin embargo ahora los pagamos igual, son de Castilla y les importa un pimiento todo lo nuestro (véase los ejemplos recientes de las pallozas del campo del agua, o el aeropuerto de la Virgen del Camino). Habría un parlamento compuesto por leoneses y en tierras leonesas (Astorga, Villafranca del Bierzo, Ponferrada, Villablino, Sahagún, Cistierna, La Bañeza, Valencia de Don Juan...). Para otorgar los premios y distinciones que se concedieran en esta, primera configuración de nuestra autonomía, se tendría en cuenta a las personas de las tres provincias. Se podrían estrechar lazos más fácilmente entre todos los leoneses, creando sedes culturales que realizaran actos que sirvieran para unirnos, y esto se costearía con el dinero que nos quitan a los leoneses para pagar la Fundación Villalar, que como todo el mundo sabe está creada por castellanos, para castellanos, en beneficio de Pucela, para intentar diluir nuestra identidad leonesa en la castellanopucelana. La capitalidad daría igual donde estuviese, porque no la veríamos ajena y hostil hacia nosotros, si no como algo nuestro, que está ahí para defender y potenciar todo relacionado con nuestra tierra y sus gentes (aunque yo también creo que el lugar idóneo es Zamora).Lo único de verdad evidente es que la unión artificial que actualmente padecemos los leoneses y castellanos, hay que deshacerla cuanto antes, no importa por donde se empiece, lo primordial es comenzar.

2 comentarios:

Amurrinare dijo...

Tienes mas razon que un santo. Aqui el problema es que hay mucho pagado por el regimen para intentar meter el miedo en el cuerpo a los que piden autonomia para Leon. Lo que no saben ellos, es que miedo es lo que nos da dia tras dia seguir en la que ya estamos. Leon no podria ir peor que como ya esta. Leon mejoraria lo indecible con una autonomia propia, lo sabemos nosotros y lo saben ellos, y eso les asusta. Y aunque yo defiendo una autonomia con ZA y SA pienso que si se puede alcanzar la autonomia uniprovincial, a por ella, y luego se una quien quiera. El caso es salir, luego ya veremos...

Alfredo Alvarez dijo...

Estoy de acuerdo con que hay que conseguir una autonomía, aunque sea uniprovincial, para León. Pero yo conozco a muchos bercianos que no la apoyarían si no se consigue que el Bierzo sea provincia; o sea, apoyarían una autonomía de dos provincias: León y el Bierzo, con capital en León. Yo estoy de acuerdo con esa fórmula, pero para mí no es condición "sine quam non".